Corre, vuela, no te detengas: el efecto Pigmalión

Corre, vuela, no te detengas: el efecto Pigmalión

El ‘efecto Pigmalión’ se puede definir como “un fenómeno por el que la creencia que tiene una persona sobre otra puede influir en el rendimiento de ésta segunda”. Dicho de otra forma: si toda tu familia confía muchísimo en ti para una determinada tarea, como aprobar un examen, tu rendimiento será mejor que en caso de una total desconfianza por su parte. Parece lógico y sencillo, pero el efecto Pigmalión ha sido estudiado por cientos de psicólogos del mundo y entre la población despierta una gran curiosidad.

La publicidad también se ha servido en muchísimas ocasiones del componente motivador que este fenómeno tiene. Una de las últimas y que ha tenido bastante éxito es una cuyo lema reza: “Corre. Vuela, No te detengas.” Aquí podéis ver el vídeo:

“Está demostrado que la confianza de los demás depositan en nosotros resulta determinante a la hora de alcanzar nuestras metas”, aseguran sus creadores: “Nuestra misión no debe ser vender precaución ante la vida, sino darte alas para vivirla al máximo”. ¡El objetivo es tener toda la vitalidad posible!

¿Qué tal si aplicas el efecto Pigmalión en tu vida diaria? Confía en tus posibilidades a la hora de llevar una dieta o de salir a correr cada mañana. Si quieres, puedes conseguirlo. Pide apoyo a tus amigos y familiares porque, si sientes su confianza, no tendrás problema para alcanzar las metas. En su momento hablamos de las claves para no fracasar con una dieta, y lo más importante era disfrutar con lo que se hacía. La vida es una carrera de fondo y ya lo dijo nuestra experta Ruth Cohen: “La motivación es uno de los elementos esenciales en cualquier entrenamiento”.

Y tú, ¿conoces algún caso que corrobore el ‘efecto Pigmalión? ¡Síguenos en Facebook y cuéntanoslo!

, , ,