Consejos para lavar tu abrigo de invierno en casa

Consejos para lavar tu abrigo de invierno en casa

Parece que el calor ya se va de vacaciones y llega el momento de hacer el cambio de armario. Empezamos a sacar los suéters de lana, las botas. las medias y los abrigos…

Si la primavera pasada fuimos cuidadosos a la hora de guardar nuestras prendas de invierno, probablemente las encontraremos en buen estado y solo necesitaremos airearlas un poco para poder usarlas de nuevo. En caso contrario tenemos dos opciones, o llevarlas a la tintorería, o tratar de lavarlas en casa con mucho cuidado en el caso de los abrigos.

Si la opción de la tintorería no te convence por el motivo que sea: El precio, el tiempo o porque no te gusta perder de vista tus prendas durante unos días, te vamos a dar una serie de trucos para que tus abrigos queden como nuevos en casa:

1. Abrigos de lana. Este tejido tiende a acumular pelusas y polvo. Si tienes un quitapelusas a pilas a mano, fenomenal, si no puedes usar cinta americana o papel celo para limpiarlos de estas impurezas.  Lo que tienes que hacer es envolverte la mano en la cinta adherente con la cara que contiene el pegamento hacia fuera. Pasa la mano por todas las zonas del abrigo y las impurezas quedarán pegadas. Para terminar, puedes cepillar el abrigo si ha quedado algo que quieras eliminar.

2.Abrigos de tejido o lana. Puede que sin querer hayas guardado el abrigo durante todo el verano con una mancha de comida o similar. En este caso debes sumergirlo en la bañera de agua fría, o una pila grande, y añadir en el agua detergente de prendas delicadas o de lana. Déjalo a remojo un rato y después lávalo a mano enjuagándolo bien.

3. Abrigos o chaquetas de piel. Estos abrigos son más delicados y requieren unos cuidados especiales. Por ejemplo, antes de intentar quitar una mancha deberemos dejarla secar, después podemos aplicar una pequeña cantidad de serrín sobre ella, especialmente si ésta ha sido generada por aceite o grasa de cualquier tipo.

4.Abrigos de plumas. Las plumas son un material que tiende a absorber olores por lo que aunque hayas tenido la precaución de guardar de forma adecuado tu chaqueta o abrigo, es posible que al sacarlo tenga un olor poco agradable. Pero no debemos preocuparnos porque en condiciones normales podremos meterlo en la lavadora tomando una serie de precauciones. En primer lugar debes cerrar todas las cremalleras y darle la vuelta. Después lo introduciremos en la lavadora junto con dos pelotas de tenis, que se encargarán de que las plumas no queden apelmazadas y amontonadas en un lado de la chaqueta. Recuerda usar un jabón de prendas delicadas y no poner el agua más caliente de 30 grados. Si decides meterlo en secadora después, mete también las dos pelotas de tenis. Es importante.

En cualquiera de los casos anteriores, debes dejar secar el abrigo en una zona de sombra y totalmente estirado. En caso de que necesite un planchado asegúrate de poner una tela entre la plancha y el tejido para evitar que se estropee.
Esperamos veros este invierno bien guapos con vuestros abrigos impecables. Suerte!
, , ,