Consejos para dormir mejor

Consejos para dormir mejor

Para estar activos y con energía durante el día debemos de realizar un buen descanso durante la noche. En ocasiones dormir bien parece difícil de conseguir pero mejorando nuestros hábitos es posible. Aunque parezca aburrido y huyamos de la monotonía, es importante tener una rutina en los horarios. Levantarse y acostarse a la misma hora ayuda a nuestro organismo a identificar las horas de sueño.

Cuando suena el despertador es recomendable levantarnos, evitando hacernos los remolones. Realizar alguna actividad dinámica activará nuestro cuerpo y nuestra mente.

Consejos para la siesta perfecta

1. Debe de durar entre 20 o 30 minutos. Excedernos puede causar insomnio por la noche.
2. Las mejores horas son entre las 13:00h y la 15:00h de la tarde.
3. Escoge un lugar cómodo, agradable y con poco iluminado.
4. Para no sobrepasar el tiempo es recomendable utilizar un despertador.
5. Si no sentimos la necesidad de realizar la siesta no debemos obligarnos.

El principal beneficio que nos ofrece es la relajación del cuerpo y de la mente. Además, favorece el aprendizaje. Además, combatir el sueño del mediodía con cafeína y nicotina es recomendable, debemos evitar el consumo después de las 15 horas.

Ejercicio antes de finalizar la jornada y una cena equilibrada

Realizar alguna actividad aeróbica como; andar, correr, montar en bicicleta, bailar, etc., favorece nuestro descanso, ya que, nos liberamos de la tensión acumulada durante el día. Después de descargar nuestro cuerpo con el deporte que hayamos escogido, tenemos que comenzar a preparar nuestra mente para el descanso, debemos evitar la actividad intelectual para relajarnos.

La cena tiene que realizarse 2 horas antes de acostarnos. No saltarse la cena es importante, es posible que despertarse en mitad de la noche con una fuerte sensación de hambre. Evitar las cenas copiosas y las frituras.

Y respeta el espacio del sueño. La habitación tiene que ser nuestra área de descanso y tiene que estar preparada para ello. Tiene que estar ventilada, con una temperatura agradable y la luz apagada. Cuando notemos los primeros síntomas de sueño, debemos irnos a la cama porque desparecen enseguida y perdemos la oportunidad de iniciar nuestro descanso. Perder esta oportunidad puede costarnos horas el recuperarla.

Fijar una rutina nos permite conciliar el sueño de una forma fácil y sencilla.

Imagen con licencia Creative Commons propiedad de PiXo

, , , ,