Consejos para ahorrar en el supermercado (y no morir en el intento)

Consejos para ahorrar en el supermercado (y no morir en el intento)

Los españoles gastan una media de 1.419 euros anuales en los supermercados, según un estudio de Nielsen. Esta investigación revela también que el 46% de los ciudadanos se da cuenta de cuándo los precios suben o bajan. Y es que a todos nos gusta ahorrar y hacer la compra con una justa relación calidad-precio. Así que hoy traemos, por esta misma razón, consejos para ahorrar en el súper (sin perder la salud antes de conseguirlo). Y todo ello teniendo en cuenta que debemos evitar los típicos errores que cometemos en la alimentación familiar.

Lo más importante es que comas antes de ir a hacer la compra. Si tienes hambre, estarás perdido. Te llevarás a casa snacks industriales, bollería y otros productos que, realmente, no necesitas. Así que lo mejor es que te centres y pienses qué productos son los imprescindibles para la comida de ese día (o de la semana, del mes…).

Dicho de otra forma: debes planificar con detalle el menú de la semana. Dedícale unas horitas a pensar una propuesta que sea sana, equilibrada y barata. Para que funcione, tienes que ser inflexible: el menú no debe variar, tanto por los beneficios para tu salud como para el bienestar de tu bolsillo. En este sentido, una estrategia genial es apostar por la comida de cuchara. Preparar una gran olla de lentejas o de cocido para toda la familia es relativamente barato. Y encima se pueden congelar las raciones.

Un truco que nunca falla, es darle la vuelta a los productos de marca blanca. Dicho así, puede quedar raro, pero nos referimos a comprobar por quién están fabricados. Te sorprenderá la cantidad de marcas con fama que suministran a las grandes cadenas de supermercados esos productos que te harán ahorrar. Desde pizzas hasta arroces, pasando incluso por embutidos o yogures. Solo tienes que echar un vistazo. No sirve de nada ser un fan incondicional de una marca si, por mucho menos dinero, podemos tener el mismo producto.

El siguiente paso es memorizar esta pregunta: ¿Me conviene esta oferta? No se trata de que vayas andando por el supermercado mientras lo repites. La clave es que no te dejes engañar por el marketing. No olvidemos que las grandes superficies utilizan la psicología para vender más: poner los productos básicos en el último pasillo o jugar con los precios son algunos de los truquillos que utilizan. Aunque todos hayamos pensado alguna vez que es una tontería cobrar 9,99€ en lugar de 10€, hay estudios que demuestran que los precios con muchos nueves todavía funcionan mejor.

Para ahorrar en el supermercado, en definitiva, hay que evitar estas tres frases: ‘Por si acaso’, ‘¡Si es que estaba de oferta’ y  ‘Los productos de esta marca son los únicos buenos’. Al principio, pueden parecer muchas cosas a tener en cuenta. Pero con un poco de entrenamiento ahorrarás una cantidad de dinero importante que podrás invertir en un viaje. Por ejemplo.

¿Conoces más formas de ahorrar?  ¡Comenta y cuéntanoslas! Nos encanta escucharte :-)

, , ,