Cómo tostar frutos secos

Cómo tostar frutos secos

Tostar frutos secos en casa es muy fácil, ocupa poco tiempo y da unos resultados muy sabrosos en la cocina si se siguen unas pautas básicas. Se debe tener en cuenta que es más barato comprar frutos secos crudos que tostados. Con esta premisa del ahorro, empezamos los consejos para tostarlos en casa. Necesitamos un horno, una sartén o el microondas. Los frutos secos que más se utilizan en la cocina son las almendras, pero también las avellanas y las nueces. Si tostamos las nueces antes de añadirlas a los pasteles o bizcochos evitaremos que se hundan en la pasta y que se queden al fondo cuando sube la masa una vez horneada.

Para tostar al horno hay que colocar los frutos secos en un molde de hornear. Previamente hay que precalentar el horno a 190 º pero si el horno no llega a esta temperatura se precisará más tiempo para tostarlos. Los frutos secos enteros, picados o laminados hay que esparcirlos por el molde en una sola capa y encima de un papel de hornear sin aceite. Los frutos secos tienen grasas naturales y no es necesario añadir aceite ni mantequilla. Además, durante el tostado liberan estas grasas y resultan unos frutos secos más bajos en grasas, más saludables y por supuesto más gustosos al paladar. Los frutos secos deben ser, más o menos, del mismo tamaño ya que los más pequeños se tuestan antes y podrían quemarse antes que los de mayor tamaño.

Una vez esparcidos los frutos secos en el molde, se introducen en el horno y se dejan tostar durante 10 o 15 minutos. No hay que olvidar remover la bandeja cada pocos minutos, de esta forma conseguiremos un tostado homogéneo y uniforme.

Si no se dispone de horno, se puede hacer el mismo tostado en la sartén y sobre el fuego. Hay que tener las mismas precauciones. No poner aceite, mantequilla ni ninguna grasa añadida. Mientras se tuestan también hay que remover la sartén para evitar que sólo se tuesten de un costado. Una vez pasados por la sartén se les puede añadir sal y tendremos frutos secos tostados y salados.

Todavía más fácil es tostar frutos secos en el microondas. Se esparcen en un plato de forma que queden bien repartidos. Dependiendo de la cantidad que tengamos y del grosor, los tendremos entre 3 y 4 minutos. Si son almendras enteras, entre 5 y 6 minutos. Es importante dejar reposar los alimentos que se cocinan en el microondas. Cuando se apague el microondas, los frutos secos se dejan reposar entre 2 ó 3 minutos y todavía se tostarán más.

Texto por Jordi Anglí
- Chef Vital 2012 –  

Fotografía con licencia Creative Commons propiedad de Iain Buchanan

, , ,