Cómo actuar ante una picadura de medusa

Cómo actuar ante una picadura de medusa

Cuando nos enfrentamos a la picadura de una medusa en la playa nos vienen a la cabeza mil consejos, mitos y leyendas urbanas de todo tipo que hemos oído durante toda la vida. Algunos de ellos son contradictorios y nunca sabemos con certeza cuál es la mejor forma de actuar. Antiguamente podíamos acudir al puesto de la Cruz Roja más cercano y allí los vigilantes nos aplicaban agua con un poco de amoníaco disuelto sobre la picadura. Pero ahora no están autorizados más que a aplicar un poco de hielo para bajar la inflamación y en los casos más graves, mandarte a Urgencias a que te mediquen ante una posible reacción alérgica si es necesario.

En este post no te vamos a indicar ningún tratamiento médico para suministrar en esos casos, pero te vamos a dar unos consejos para los primeros momentos tras esa molesta picadura provocada por la sustancia urticante que liberan estos animales marinos.

1.En primer lugar, nunca eches sobre la zona afectada agua dulce ya que ésta provocará que los restos de medusa que quedan en tu piel generen más sustancia urticante.

2.Tampoco eches arena, barro, amoníaco, ni mucho menos orina.

3.Bajo ningún concepto frotes ni rasques la zona ni con la mano ni con ropa por mucho que pique o escueza. Solo conseguirás empeorarla.

4.Observa bien la herida y, tras lavarla con agua marina, extrae con unas pinzas o una tarjeta de crédito (un plástico) los restos de tentáculo que puedan quedar adheridos a la piel.

5.Si aplicas hielo durante al menos 15 minutos, la hinchazón y las molestias se reducirán de forma notable.

6.Nunca toques una medusa viva ni muerta, ni restos de ésta, ya que contiene unas células en sus tentáculos que ante el contacto con una superficie con distinta temperatura a la suya (como puede ser el cuerpo humano) o al contacto con agua dulce, dispara una especie de dardos que atraviesa la epidermis y produce una importante reacción cutánea: Picor, dolor, edema, enrojecimiento, vesículas y en raras ocasiones, nauseas, vómitos o mareos.

 7.Acude a un centro médico sobre todo en el caso de un niño o de un alérgico. Allí te indicarán si puedes aliviar el dolor con ibuprofeno, paracetamol o antihistamínicos. También te desinfectarán la zona con un antiséptico.

Recuerda que si usas protector solar, éste minimizará el efecto de la picadura ya que actuará de barrera entre tu piel y la sustancia urticante de la medusa. Pero lo más importante de todo es que estés muy atento para huir si aparece uno de estos molestos animales marinos.

Buen fin de semana de playa, Vitalista!

 

, ,