Caminar también requiere estirar

Caminar también requiere estirar

Si has tomado la decisión de dejar tu vida sedentaria atrás, te has preguntado qué sería mejor, si caminar o correr y, finalmente, te has inclinado por empezar a andar, es importante que sepas que los estiramientos también son necesarios cuando practicas esta actividad por poco impacto que tenga sobre tus articulaciones y otras partes de tu cuerpo.

Por ello, Vitalista, presta atención y apunta los 6 ejercicios de estiramiento que debes realizar tanto antes como después de la caminata:

Antes de andar:
1. Descarga el estrés de los hombros. Eleva los hombros a la altura de las orejas mientras inspiras, manteniéndolos arriba alrededor de 3 segundos y déjalos caer de golpe, relajándolos y soltando el aire al mismo tiempo. Realiza 3 repeticiones.

2. Activa tu espalda. Para estirar las vértebras puedes realizar dos ejercicios: en el primero, separa ligeramente los brazos del cuerpo y, manteniéndolos abajo, estira tu espalda, sacando el pecho hacia delante; y en el segundo, estira los brazos hacia arriba y haz varias inclinaciones laterales. Realiza este ejercicio durante 30 segundos.

3. Calienta tobillos. Apoya despacio los pies desde el talón hasta la punta y muévelos hacia delante y hacia atrás. Levanta una rodilla y rota de tobillo en ambos sentidos, mientras flexionas ligeramente la rodilla de tu pierna de apoyo. Realiza 10 repeticiones con cada pierna.

Después de andar:
1. Gemelos. Sin levantar los talones del suelo, empuja una pared, manteniendo una pierna estirada y la otra ligeramente flexionada. Realiza este ejercicio con cada pierna durante 15 segundos.

2. Isquiotibiales. Apoya el talón de uno de los pies, dejando la punta (o dedos) mirando hacia arriba y siente cómo se estira toda tu pierna por su parte posterior. Realiza este ejercicio durante 15 segundos en cada pierna y mantén tu espalda recta en todo momento.

3. Cuádriceps. Sujeta una de tus piernas por el empeine y llévatela hacia el glúteo, mientras contraes el abdomen y empujas la pelvis hacia delante. Si pierdes un poco de equilibrio, apoya la mano que esté libre sobre alguna superficie. Realiza este ejercicio durante 15 segundos.

Aunque andar es una de las actividades con menor riesgo de lesiones, no olvides estirar antes y después de una caminata, Vitalista.

, , , , ,