Beneficios de saltar a la comba – Consejos de deporte con Ruth Cohen

Beneficios de saltar a la comba – Consejos de deporte con Ruth Cohen

¿Quién no ha cogido alguna vez una cuerda para jugar en la infancia, en el recreo o por las tardes con nuestro grupo de amigos? Seguro que sí, o al menos te habrás quedado con las ganas de hacerlo o bien lo harás ahora por lo que te voy a contar…

La cuerda es considerada como un medio para la preparación física, barato, asequible, que no ocupa nada de espacio, que se puede utilizar en cualquier parte y además, de lo más importante, que es muy divertido al mismo tiempo de que se produce un alto consumo calórico… y bien, ¿A quién no le interesa esto?

Un estudio del Cooper Aerobic Institute (EEUU) ha reivindicado la validez de saltar a la comba (un ejercicio que figura desde principios de siglo entre los métodos de preparación de los boxeadores) como un método rápido de quemar calorías y mejorar la forma física. La investigación concluye que bastan 10 minutos seguidos de salto a la comba para conseguir el mismo beneficio físico que 30 minutos de carrera a un ritmo cómodo. Además el Dr. Ken Cooper comprobó que un trabajo de 10 minutos de salto a 120 giros/min. produce la misma aptitud cardiovascular que: ciclismo: 2 milla en 6 minutos; natación: 12 minutos.

Esto quiere decir que, en menos tiempo de entrenamiento puede obtener los mismos beneficios o más que trabajando con otros medios, además de que no solo trabajaremos nueva aptitud cardiovascular, sino que conseguiremos:

  • Mejora de la coordinación, entre tus pies y tus manos, por lo que mejora tu sistema propioceptivo, y ayuda a desarrollar tus reflejos y tu equilibrio (sistema vestibular).
  • Fortalecimiento de la estructura ósea, ya que el impacto controlado fomenta la producción de calcio para fijarse a los huesos.
  • Incrementa la velocidad o dicho de otra manera, la explosividad o potencia de nuestros músculos, de ahí a que en muchos deportes se utilice.
  • Fortalecemos la musculatura de los hombros, brazos, espalda, de la zona media (abdomen, lumbares, músculos de la cadera) y los músculos de las piernas. De aquí a que no sea un trabajo “puramente” aeróbico.
  • Alto gasto energético en relación al tiempo que se emplea.
  • Es divertido y para nada monótono, además de ser retador.
  • Ayuda a controlar el peso corporal.
  • Mejora el sentido del ritmo y la orientación espacio-temporal.

¿A que resulta muy interesante?, entonces, ¿por qué no empezar a probar? Es aquí donde te voy a ofrecer unos consejos para empezar a saltar a la comba.

  1. No mires al suelo, mantén tu cabeza mirando hacia el frente.
  2. Mantén tu cuerpo erguido y con una ligera flexión de rodillas. (Evitar encorvamientos)
  3. Codos muy cerca del cuerpo, la fuerza sale del giro de las muñecas.
  4. Mueve las muñecas y no los brazos.
  5. Impúlsate con las puntas de los pies y no apoyes las plantas al completo, tienes que buscar la impulsión (salto solo unos 3-4cms).

¿A qué estas esperando?… Para mí, uno de los ejercicios que no falla en mis sesiones de entrenamiento… ¡A saltar!

, , ,