Beneficios de los frutos secos en el embarazo

Beneficios de los frutos secos en el embarazo

Una alimentación adecuada y una buena rutina de ejercicio físico son por norma general, el secreto de un embarazo saludable. Hasta los años ’60 las embarazadas eran tratadas como enfermas que debían estar en reposo la mayor parte del tiempo durante 9 meses. Afortunadamente eso hoy ha cambiado como también ha cambiado la frase de nuestras abuelas de “hay que comer por dos”.

Actualmente sabemos que durante el embarazo hay que comer de forma equilibrada evitando grasas perjudiciales y azúcares que aporten calorías vacías, e incluir en la dieta diaria alimentos nutritivos que aporten beneficios a nuestro cuerpo.

Entre estos alimentos, existen aquellos que los especialistas denominan ‘alimentos joya’ entre los que se encuentran los frutos secos. Tanto las almendras como las avellanas, las nueces, piñones, cacahuetes o los pistachos, entre otros, producen una serie de beneficios para cualquier organismo, y algunos específicos para las gestantes.

La principal característica de los frutos secos es su gran capacidad energética, debido a su contenido pobre en agua y elevado en grasas saludables. De hecho, la calidad de la grasa en los frutos secos es la principal responsable de sus efectos beneficiosos:

  1. Los frutos secos no producen colesterol, son pobres en ácidos grasos saturados y ricos en ácidos grasos insaturados, los más saludables. El alto contenido en este tipo de grasas insaturadas proporciona protección frente a las enfermedades cardiovasculares.
  2. Otro de sus principales beneficios es que  gracias a su alto contenido en fibra, son alimentos recomendables para combatir el estreñimiento, un problema muy frecuente en el embarazo.
  3. Los frutos secos también son fuente importante de minerales  imprescindibles para la formación del futuro bebé y la salud de la madre: Calcio, Potasio, Manganeso, Magnesio, Cobre, Fósforo, Selenio y Zinc, entre otros.
  4. También destacan por su contenido en vitaminas liposolubles, sobre todo la vitamina E  que tiene un gran poder antioxidante.
  5. Además, los frutos secos son la única fuente proteica de origen vegetal rica en arginina, aminoácido esencial, en la infancia.

Si estás esperando un bebé, come frutos secos y ante cualquier duda, consúlta a tu médico. Cuídate!

, ,