Beneficios de comer fruta deshidratada

Beneficios de comer fruta deshidratada

La fruta deshidratada (o fruta desecada) es un alimento con numerosos beneficios. Según un estudio de la revista Nutrition Research, su consumo “está asociado con un bajo peso corporal y con consumir más nutrientes en la alimentación”. “La fruta deshidratada es una buena opción recomendada para consumir el valor diario de fruta. Este tipo de fruta proporciona más fibra y minerales, y casi la misma cantidad de vitaminas B que la fruta fresca. Sólo debes tener en mente que la fruta deshidratada tiene muchas más calorías que la fruta fresca”, aseguran desde Livestrong.

Sí, la fruta deshidrata es mucho más energética que la fruta en estado natural, y esto es algo positivo en muchos casos, puesto que la convierte en un alimento ideal para personas que practiquen deporte o que quieran aportar un extra de vida a sus desayunos, por ejemplo. Además, “la fruta deshidratada retiene el 100% de los minerales de la fruta fresca y proporciona hierro, potasio, magnesio y zinc.” 

Por su parte, un artículo publicado en nutricionsinmas.com, destaca 6 importantes beneficios de comer frutas deshidratadas :

1.Reducen el riesgo de padecer cáncer. Según varios estudios, consumir un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras puede disminuir el riesgo de padecer cáncer oral en un 50 %, de cáncer de esófago en un 40-50 % y también reduce notablemente las posibilidades de padecer cáncer de pulmón, de colon y de estómago.

El motivo es que el consumo de fruta deshidratada, gracias a su elevado contenido de sustancias antioxidantes, en su mayoría polifenoles, vitaminas y minerales, evita dos de los principales factores de riesgo de cáncer, el estrés oxidativo y la inflamación crónica.

2.Previenen enfermedades cardíacas. El elevado contenido de potasio que contienen las frutas deshidratadas, como las ciruelas o las uvas pasas, ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón al regular el nivel de tensión arterial. En un estudio, el consumo de uvas pasas afectó positivamente el metabolismo del colesterol y los marcadores de inflamación, lo que se tradujo en una notable protección contra enfermedades cardiovasculares.

3.Son ricas en fibra por lo que mejoran el tránsito intestinal previniendo el estreñimientocontribuyen a bajar los niveles de colesterol, favorecen la microflora del colon y reducen la glucosa y la insulina. Por otro lado, algunos tipos de fibra también ayudan a reducir el apetito y favorecen la pérdida de peso. 

4.Son aptas para personas diabéticas. Gracias a su elevado contenido de fibra y antioxidantes polifenoles, las frutas deshidratadas poseen un índice glucémico entre bajo y medio

5.Fortalecen y protegen los huesos contra enfermedades. Las frutas deshidratadas, en especial la ciruela pasa, suelen tener grandes cantidades de nutrientes involucrados en la salud ósea, como el calcio, el magnesio, el boro o la vitamina K.

6.Influyen de forma positiva en el embarazo gracias a su aporte extra de nutrientes. Es más, añaden que según diversos estudios, comer unos 6 dátiles diarios reduce la necesidad de inducir o estimular el parto y favorece la dilatación del cérvix.

No obstante, hay muchísimos tipos de fruta deshidratada y cada una tiene sus particularidades. La uva pasa es, probablemente, la más famosa, y sus beneficios son casi interminables. Es rica en sodio, potasio, fibra y vitamina B. Y por si fuera poco, se trata de un alimento desintoxicante, ideal para realizar curas y para personas con problemas de circulación y enfermedades reumáticas (pacientes de gota, arteriosclerosis o artritis…).

Esta es solo una muestra de los beneficios de comer fruta deshidratada. Si quieres conocer todos, te recomendamos que visites nuestra sección de fruta desecada. Allí podrás descubrir toda nuestra gama de productos y, además, echarle un vistazo a sus valores nutricionales.

¡Vitalízate! Come frutos secos y frutas deshidratadas.

 

,