Un médico español exporta a EEUU las claves de la alimentación saludable

Un médico español exporta a EEUU las claves de la alimentación saludable

La dieta mediterránea, sobre todo el consumo de aceite de oliva virgen extra, frutos secos, frutas, verduras y legumbres, es la mejor opción para mantener una salud de hierro. Es mejor comer pescado que carne y, ésta, preferentemente de ave o conejo. También conviene reducir el consumo de azúcar y sal y llevar una vida menos sedentaria. Esto es, en resumen, lo que aconseja el catedrático malagueño de Salud Pública en la Universidad de Navarra, Miguel Ángel Martínez-González que ahora es también catedrático visitante en la Universidad de Harvard adonde ha llevado todas las teorías nutricionales mediterráneas para combatir la obesidad en ese país.

Asegura que resulta curioso que en España, el país de la Dieta Mediterránea por excelencia, haya tanta obesidad. A lo que añade que en realidad en nuestro país, muchos siguen más de cerca las costumbres americanas que las de sus abuelas. Y lo peor es que esos hábitos poco saludables se transmiten de padres a hijos. De hecho, cada vez somos más consumidores de carnes rojas procesadas en vez de elegir un  plato saludable de pescado o carnes de ave.

En este sentido, asegura que a medida que se aumenta el porcentaje de proteínas vegetales sobre las animales, se reduce brutalmente la mortalidad cardiovascular y por cáncer. También defiende el ejercicio físico en detrimento del coche o el ascensor. Un ejemplo de menú saludable sería uno que comience por ensalada y siga con un plato de legumbres y fruta de postre, como toda la vida.

En una entrevista concedida al diario El País, Miguel Ángel Martínez-González aseguraba que a las personas les cuesta mucho adelgazar porque hay que tener mucha fuerza de voluntad para perder kilos y no volverlos a recuperar. Pero es que, además, cierta industria alimentaria ejerce gran presión para poner muchos alimentos a nuestra disposición a todas horas, a un coste muy barato y en grandes cantidades. Hablamos de alimentos ultraprocesados, con gran densidad energética porque les han metido mucha grasa, azúcar y sal, a veces en contra de la naturaleza del producto, como pasa con el kétchup.

El doctor asegura que vivimos en una cultura de sobrealimentación y que deberían hacerse más fáciles las opciones más sanas. Para ello, se deberían dar más dar pistas de qué se debe elegir para comer bien. Son estrategias de salud pública para construir una sociedad más sana. De tal manera que, por defecto, te ofrezcan pan integral. El refresco, sin azúcar.

Ya sabes Vitalista! No te dejes engañar y proporciona a tu organismo alimentos saludables acompañados de ejercicio físico adaptado a tus capacidades. Te apuntas?

, , , , , ,