Alimentación en el postparto y la lactancia

Alimentación en el postparto y la lactancia

Si hace poco que has dado a luz, estás aún en el postparto, es normal que aún no hayas recuperado la forma física que tenías antes de quedarte embarazada. En este sentido hay una serie de consejos relacionados con tus hábitos y tu alimentación que deberás seguir para beneficiar a tu salud y la de tu bebé. Apunta:

  1. No debes hacer dietas agresivas si estás amamantando a tu bebé.  Respeta siempre un mínimo de 1.800 calorías diarias. De lo contrario podrías poner en riesgo la salud de tu bebé.
  2. Mantén un alimentación variada. Ésta debe incluir fruta en su estado natural y desecada, verdura, proteína animal, legumbres, frutos secos, omega 3 DHA (salmón, sardinas, semillas de calabaza) y beber agua en función de tu sed. Evita los productos azucarados (galletas, helados, zumos envasados) y las grasas TRANS (cocina precocinada, envasada, bollería industrial, patatas fritas congeladas) recomendación que debemos seguir todos en todas las circunstancias.
  3. La lactancia materna consume calorías y ayuda a adelgazar. Durante la lactancia el organismo consumirá las reservas que ha ido acumulando durante el embarazo.
  4. A partir del tercer mes de dar pecho, la pérdida de peso será mayor. La quema de calorías irá aumentando cuanto más prolongues la lactancia.
  5. Aumenta tus aportes de calcio para evitar la dismineralización ósea: aumenta el consumo de leche, yogures, queso, frutos secos, sardinas en lata.
  6. Toma vitaminas si el médico te lo ha aconsejado. Tus necesidades serán mayores durante este periodo.
  7. Si te encuentras bien haz ejercicio: sal a caminar una hora al día, a buen paso, paso ligero.

Recuerda consultar a tu médico siempre antes de comenzar a realizar una dieta si estás amamantando a tu bebé. Puede que con suprimir las grasas perjudiciales y los azúcares añadidos junto con un poco de ejercicio moderado sea suficiente para volver a nuestro peso. Ánimo vitalista!

, , ,