Abusar del ibuprofeno puede ser peligroso

Abusar del ibuprofeno puede ser peligroso

El ibuprofeno es un analgésico y antiinflamatorio que se utiliza para calmar algunos dolores que van acompañados de inflamaciones. Este es el caso, por ejemplo, del dolor de muelas, de un esguince o del lumbago. También se usa de forma muy común para combatir el dolor de cabeza. Sin embargo, un consumo excesivo puede tener graves consecuencias para la salud, especialmente en aquellos sectores de la población más propensos a padecer enfermedades.

El pasado 14 de abril de 2015, la agencia EFE distribuyó una noticia que titulaba así: “Sanidad advierte de que el abuso de ibuprofeno aumenta el riesgo cardiovascular”. Aseguraban que el Ministerio relaciona un mayor riesgo de trombosis arterial con la ingesta excesiva de este medicamento. Para evitarlo, recomiendan que se tome de manera ocasional y que la ingesta sea menor de 2.400 mg diarios. Es decir: si se toman las pastillas de 600 mg, no es recomendable tomar más de cuatro. Aquellas personas que tienen riesgo de enfermedades del corazón deben tener especial cuidado y, antes de tomar cualquier decisión, consultarlo con su médico.

En Vitónica advierten de que el ibuprofeno es poco recomendable para las personas que padecen úlceras. Este dato lo corrobora Eroski Consumer: “Por sus potenciales efectos gástricos, no debe administrarse de forma regular a personas con enfermedad inflamatoria intestinal“Estreñimiento, diarrea, gases o distensión abdominal, mareo, nerviosismo o zumbidos en los oídos, son otros de sus efectos secundarios”, aseguran.

Hace unos meses, Ruth Cohen nos advertía de los peligros de los antiinflamatorios para los deportistas. Y aunque recomendaba tomar ibuprofeno o una aspirina para las agujetas, se debe hacer de manera responsable. En muchas ocasiones, la mejor forma de evitar las agujetas es, precisamente, con más actividad física.

Por esta razón, debes consultar con tu médico y tu farmacéutico cuál es el mejor tratamiento para ti. Es cierto: los dolores pueden ser, en ocasiones, desesperantes, pero la salud está por encima de todo y es imprescindible buscar una información fiable y basada en evidencias científicas. En el caso de las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, estas deben prestar una especial atención. Consultar, tanto con su doctor como con el pediatra, y hacer un consumo responsable de los medicamentos, es la opción más adecuada.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades? ¡Hazte fan en Facebook!