Abdomen plano y tonificado, ¿solo por estética? (III)

Abdomen plano y tonificado, ¿solo por estética? (III)

Errores en el trabajo del abdomen

Generalmente falla el nivel de concienciación y activación, lo que significa que no hay control suficiente sobre la musculatura a activar y trabajar, lo que depende del nivel técnico y sobre todo la respiración. De ello dependerá también el “sentir” el ejercicio para llegar a un correcto nivel de trabajo y por lo tanto, la mejora del tono.

Si además del bajo control, le sumamos que falla el nivel técnico, o muchas veces utilizando una velocidad inadecuada, es decir, ejecutando muy rápido el ejercicio de forma que no logramos conseguir un adecuado trabajo, de forma que saturaremos la zona lumbar y habrá un claro riesgo de lesión.

El trabajo del suelo pélvico y su importancia

Para ello, nos centraremos en el trabajo de la parte inferior de los músculos abdominales, centrándonos en que el movimiento salga desde la cadera y será posiblemente donde tenemos menos fuerza y más problemas de movilidad.

Es muy importante potenciar esta zona porque le daremos mucha más estabilidad y fuerza a la pelvis y, como consecuencia, a la zona lumbar. Además, debemos de trabajar sobre el suelo pélvico como un mecanismo de prevención para evitar problemas de incontinencia urinaria, disfunciones sexuales o prolapsos por causa de la menopausia o embarazos.

Abdominales hipopresivos

Mi opinión en relación a esta modalidad de trabajo abdominal es que son una herramienta muy válida para trabajar el suelo pélvico, en postparto o personas con incontinencia urinaria o bien para complementar con la rutina de trabajo abdominal habitual.
Evidentemente, lo ideal será combinarlos con otros ejercicios siempre y cuando sean aconsejados según las características de la persona que los practica.

Relación entre CORE y flexibilidad

El trabajo de la flexibilidad es sumamente importante, pero, siendo más concreta, hablemos de la movilidad, ya que dependiendo del rango de movimiento de nuestras articulaciones podremos tener un CORE fuerte y un abdomen definido.

Si tenemos un rango de movimiento reducido ya sea en la cadera, a nivel escapular o de columna, nuestros movimientos se ven limitados y no podemos hacer un rango óptimo de los ejercicios, como consecuencia tendremos un CORE débil, problemas posturales, mala estabilidad de columna y pelvis, así como problemas en la respiración por falta de movilidad de la musculatura espiratoria, por eso es tan importante trabajar también la flexibilidad.

 

, , ,