Abdomen plano y tonificado, ¿solo por estética? (II)

Abdomen plano y tonificado, ¿solo por estética? (II)

Todos debemos trabajar el abdomen

Todo el mundo debe trabajar el abdomen, o como he mencionado anteriormente el CORE, que es el centro de nuestro cuerpo y si no lo tenemos trabajado es muy probable que aparezcan problemas de espalda.

El CORE debe ejercitarse de múltiples formas, es decir, desde formas más activas y generando mayor capacidad de activación abdominal en un ejercicio más global, hasta ejercicios más integrados, con ello me refiero a ejercicios más complejos que engloben mayor amplitud de movimiento, mayor número de articulaciones, etc..

Podríamos decir que existen 3 niveles y de ahí, hay que ir progresando, ya que hay que tener un CORE lo más útil y funcional posible para nuestro día a día:

Niveles de trabajo del CORE:
  1. Activación / Concienciación
  2. Trabajado Localizado Específico
  3. Trabajo Integrado y Funcional.

 

Ejercicios convencionales VS otros

Existen ejercicios más completos que los típicos del crunch (encogimientos), en sus vertientes de crunch lateral, elevación de piernas, etc., hay mucho más allá, debemos conocer otros que además de que tienen menos riesgo de lesión, nos van a aportar más beneficios, sobre todo a la población que busca más salud y mejoras a nivel estético.

Debemos realizar ejercicios que involucren más la musculatura profunda y nos conciencien de lo importante que es activarla para nuestro día a día, por ejemplo, mantener nuestro CORE activado cuando caminamos o cuando realizamos cualquier tarea, activando la faja abdominal y de esta forma, estéticamente, no sacaremos barriga. Además, nos ayudará a que nuestra espalda esté más fuerte.

Trabajar el abdomen, ¿solo en el gimnasio?

Podemos trabajar el abdomen en cualquier lugar, aprovechar cualquier momento que tengamos.

Podríamos empezar a trabajar primero con las respiraciones, para mejorar la activación y concienciación sobre la musculatura más profunda, esta es la parte más importante y eficaz para ir teniendo un buen tono abdominal y que el trabajo sea efectivo a la larga.

El control sobre nuestro cuerpo es lo que nos va a permitir ir avanzando sobre nuestros ejercicios e ir aumentando nuestra fuerza abdominal. Lo ideal es hacerlo sentados en la oficina, es posición de cuadrupedia, en planchas, tumbados boca arriba, etc.

Ruth Cohen

, , , , , ,