9 Consejos para mantener unos pies sanos y sentirse bien

9 Consejos para mantener unos pies sanos y sentirse bien

Siempre hemos dicho que para sentirse bien debemos cuidar nuestra alimentación, hidratarnos correctamente, descansar y practicar ejercicio. Pues bien, hoy queremos hablaros de una parte fundamental de los cuidados personales obligados y que desgraciadamente, la mayoría de nosotros solo recordamos cuando aparece algún problema. Hoy os hablaremos de los cuidados de los pies en 9 pasos que deberíamos incluir en nuestra rutina diaria o al menos, semanal. 

  • En primer lugar te recomendamos, un baño de agua caliente y sal gorda una vez por semana, durante 30 minutos. Durante ese tiempo, podemos aprovechar para realizar cualquier actividad sentados.
  • Cada semana debemos darnos un baño de contrastes alternando agua fría y caliente. Para ello sumergiremos los pies durante 4 ó 5 minutos en agua caliente e inmediatamente después los cambiaremos a un recipiente con agua muy fría, iremos alternando. Pronto veremos cómo mejora la circulación de la sangre en los pies.
  • Con la misma frecuencia que los pasos anteriores, debemos darnos friegas de piedra pómez para evitar la formación de callos o durezas. El momento ideal de hacerlo es después del baño.
  • Masajea tus pies con crema hidratante o aceites cada noche, especialmente en verano que es la época en que el pie está más expuesto. Evitaremos así la aparición de durezas, sequedad o callos. Además esto nos ayudará a relajarnos antes de ir a dormir.
  • Exfolia tus pies con cremas exfoliantes o con preparados caseros. Eliminaremos células muertas y proporcionaremos relajación y descanso en los pies.
  • Siempre que tengas ocasión ejercita tus pies. Existen una serie de ejercicios específicos para fortalecer los pies que consisten en andar descalzos, de puntillas y hacer rotaciones de tobillos. Además, rodar una pelota con la planta del pie haciendo movimientos circulares mejorará la circulación sanguínea en la zona.

Por otra parte, para evitar que aparezcan los molestos hongos, seca muy bien los pies después de la ducha y usa chanclas en las duchas de vestuarios públicos como los de gimnasios y también en las piscinas.

¿Lo recordarás? Te permitimos hacerte una chuleta al principio para ir recordando todos los cuidados necesarios pero ya verás como en poco tiempo no podrás pasar sin ellos. Ánimo!

, ,