8 claves para tener un corazón sano

8 claves para tener un corazón sano

Seguro que ya sabes que los frutos secos, cualquiera de ellos, están llenos de elementos que aportan salud a tu corazón. Las nueces o las almendras, las castañas, los pistachos….  Pero además hay otros factores que debemos tener en cuenta en nuestro día a día para asegurarnos una inmejorable salud cardiovascular. ¿Quieres saber cuáles son?

1.Duerme un mínimo de 7 horas. Tendemos a dormir poco. Siempre tardamos en ir a la cama y sin embargo el despertador no perdona. Resultado, un descanso insuficiente. Un descanso correcto se asocia a una mejor salud cardiovascular.  Según el European Journal of Preventive Cardiology aquellas personas que duermen un mínimo de siete horas al día reducen hasta en un 65 por ciento el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares .

 2.Aliméntate de forma correcta. Lo mejor, la dieta mediterránea. El New England Journal of Medicine asegura, la dieta mediterránea (frutas, verduras, pescado, carnes magras, legumbres y aceite de oliva), acompañada de frutos secos, disminuye tanto el riesgo cardiovascular como la mortalidad por alguna dolencia del corazón.

3.Evita el estrés para evitar la hipertensión arterial. Si no puedes evitarlo por ti mismo puedes acudir a clases de yoga, hacer deporte o buscar la ayuda de un profesional. Mantener una actitud positiva y optimista también ayuda a tu salud.

4.Controla el colesterol. La obstrucción de las arterias por exceso de colesterol malo (LDL) es el principal desencade­nante de ictus e infartos. Uno de los factores que lo provocan es el abuso de grasas saturadas, presentes en lácteos enteros, embutidos, bollería industrial, aperitivos salados y otros productos procesados. Por eso, el consumo de omega-3, un ácido graso insaturado que abunda en pescados azules –salmón, atún, sardinas–, frutos secos  y algunos productos lácteos y suplementos nutricionales que contienen fitoesteroles son un arma eficaz contra la hipercolesterolemia.

5.Controla tu tensión.  A partir de una edad o si tendemos a ser hipertensos es conveniente tener un tensiómetro en casa.

6.Olvida las tardes de sofá y practica ejercicio físico moderado. Caminar una hora diaria es la recomendación básica para reducir el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Un reciente artículo del Journal of the American College of Cardiology demuestra que correr entre cinco y diez minutos diarios reduce la mortalidad.

7.Renuncia al tabaco.  Fumar provoca el deterioro de las arterias, de hecho, según diversos estudios, el 70 por ciento de los fumadores sufre alteraciones en los vasos sanguíneos. Además, según la Fundación Española del Corazón, fumar reduce la concentración de oxígeno en sangre, hace que esta sea más espesa, aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión, y afecta a los pulmones y la vejiga.

8.Menos alcohol. Pese a que algunos estudios demuestran que beber cerveza y vino de forma moderada reduce el colesterol malo y aumenta el bueno disminuyendo así el riesgo de padecer enfermedades coronarias, su consumo afecta al funcionamiento de muchos órganos del cuerpo, acelera el ritmo cardíaco y altera la calidad del descanso y el sueño.

No es tan díficil. Es cuestión de proponérselo y pronto estos hábitos formarán parte de nuestra rutina.  Ánimo vitalista!

, , , , , , ,