7 vegetales que son más nutritivos al cocinarlos

7 vegetales que son más nutritivos al cocinarlos

¿A que estás hart@ de escuchar que los vegetales mejor crudos que cocinados y que cocinados pierden sus propiedades? Pues debes saber que no siempre es así. Existen determinados alimentos cuyas vitaminas son más fáciles de asimilar por tu cuerpo cuando están cocinados. ¿Quieres saber cuáles son?

1. Zanahorias. Las zanahorias son conocidas por su alto contenido de beta-caroteno. Este nivel aumenta aún más cuando se cocinan las zanahorias. Según un estudio, la biodisponibilidad del betacaroteno puede aumentar significativamente cuando la fuente de alimento se calienta o se trata. Así que si usted está comiendo el vegetal para aumentar su consumo de vitamina A, mejor al vapor o asadas. Es una manera maravillosa (y sabrosa!) De promover la salud ocular, huesos fuertes, dientes sanos y piel radiante.

2. Setas. Las setas pierden vitamina D al ser cocinadas pero, por otro lado, aumenta la vitamina C antioxidante. Según el resultado de un estudio, la actividad antioxidante de la popular seta Shiitake aumenta significativamente después de calentarla.

3. Espinacas. Al cocinar este vegetal, se contrae considerablemente lo que significa que una taza de espinaca cocida técnicamente tendrá más espinacas (y nutrientes) que una taza cruda. Además, los niveles de folato de la espinaca no caen después de cocción al vapor o en el microondas. Por otro lado, si hierve las hojas, la lixiviación destruye el folato. Una vez más, la técnica específica importa.

4. Espárragos. El espárrago es otro vegetal que se beneficia de la cocina. El proceso descompone la fibra, facilitando la digestión y absorción de nutrientes. Un estudio determinó que en realidad aumenta la actividad antioxidante del vegetal. Los investigadores señalaron que la cocción aumentaba los niveles de nutrientes vitales, incluyendo betacaroteno, quercetina, zeaxantina, luteína y fenoles.

5. Pimientos Rojos. Los pimientos rojos son una fuente asombrosa de carotenoides. Y, como en las zanahorias, cocinar o procesar puede mejorar la biodisponibilidad de los carotenoides. Los expertos también han informado de que los métodos de calor seco puede ayudar con la retención de antioxidantes. ¿Su mejor apuesta? Optar por asar y freír en lugar de hervir y ahumar. Sin embargo, preste atención al tiempo de cocción y la temperatura. Exagerar estos factores puede destruir los antioxidantes que pueden ser sensibles al calor.

6. Tomates. El licopeno tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que lo convierte en un valioso componente terapéutico para enfermedades neurodegenerativas, problemas cardiovasculares e incluso cáncer.10 Resulta que el licopeno también aumenta después de la cocción, según algunos estudios. De hecho, reducir los tomates a una salsa o ketchup puede aumentar significativamente la naturaleza absorbente del licopeno. Esto también es útil para alguien que no es especialmente aficionado a la preparación de tomates crudos. Curiosamente, los investigadores observaron que las personas en una dieta de alimentos crudos a largo plazo tenían niveles normales de la mayoría de los nutrientes – excepto el licopeno.

7. Brócoli. ¿Te gusta el brócoli? Hazlo al vapor para obtener mejores resultados. El brócoli asado puede aumentar su contenido total de glucosinolatos. Hervirlo, por otro lado, no proporciona los mismos beneficios.

Una estupenda noticia para los detractores de las ensaladas y también para las cenas de los meses más fríos. ¿Te animas?

 

, , , , , , , , , , , , ,