7 alimentos para combatir el resfriado

7 alimentos para combatir el resfriado

Cuando los resfriados hacen su aparición en escena la alimentación se convierte en una de nuestras grandes aliadas. Hipócrates, varios siglos antes de Cristo, ya lo tenía claro: “Que tu alimentación sea tu medicina y tu medicina tu alimento”. Y es que consumir alimentos ricos en vitaminas, especialmente la vitamina A y C, puede ayudarnos a incrementar nuestras defensas y reforzar el sistema inmunitario.

Calabaza

Es uno de los alimentos más beneficiosos para nuestras defensas, ya que contiene gran cantidad de beta-carotenos: un grupo de pigmentos con función antioxidante que, tras ser absorbidos por nuestro organismo, se transforman en vitamina A. Dicha vitamina refuerza las defensas y previene de las enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio.

La miel

La miel es otro de nuestros grandes aliados cuando bajan las temperaturas. Se trata de uno de los mejores antitusivos naturales y ayuda a incrementar las defensas. Por eso los expertos recomiendan añadir cada mañana una cucharada de miel en nuestro desayuno.

Una buena opción es mezclar la miel con infusiones naturales, como el tomillo o la manzanilla.

La granada

La naturaleza es muy sabia, por eso en invierno nos da alimentos ricos en vitamina C como las naranjas, el kiwi, las fresas y las granadas. Aunque mucha gente excluye la granada de su dieta por la dificultad de pelarla, lo cierto es que se trata de una de las frutas más antioxidantes. Además de ser una importante fuente de vitamina C, cubre las necesidades diarias de ácido fólico y es tres veces más antioxidante que el té verde.

Ajo crudo

El ajo es uno de los antibióticos naturales más antiguos. Desde hace siglos se utiliza no solo como método curativo, sino también preventivo. Los expertos recomiendan comerlo crudo, ya que de esta forma no pierde ninguna de sus propiedades. Si te preocupa el mal aliento tienes varias soluciones: tomar zumo de limón, masticar hojas de perejil o consumirlo en forma de cápsulas, ya que contienen las mismas propiedades.

La cebolla

Es una alternativa al ajo crudo, ya que mantiene sus propiedades al ser cocinada y evita el problema del mal aliento. Según un estudio realizado por la Universidad de Nebraska algo tan simple como el caldo de cebolla ayuda a mantener a raya a los gérmenes, fortaleciendo el sistema inmunitario y aliviando el dolor de garganta.

Los yogures

No tienen capacidades preventivas, pero son fundamentales cuando estamos tomando antibióticos. Muchos medicamentos destruyen la flora intestinal y pueden provocarnos dolor de estómago al finalizar el tratamiento. Un solo yogur al día puede ayudarnos a reestablecer la flora y evitar dolores innecesarios.

Frutos secos

Y por supuesto, los frutos secos. Las nueces, las almendras y los pistachos son una importante fuente de antioxidantes y vitaminas, por lo que son especialmente recomendados para reforzar nuestro sistema inmunitario y prevenirnos de enfermedades e infecciones.

 

, ,