6 consejos para alimentarse bien en verano

6 consejos para alimentarse bien en verano

Con el verano llega una época de cambios en nuestro ritmo de vida. Muchas veces pensamos que la llegada de esta estación nos puede dificultar mantener una alimentación saludable, pero nada más lejos de la realidad… Precisamente en la época de vacaciones sufrimos menos estrés, tenemos menos obligaciones y tenemos más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y nuestros objetivos, ¿porqué no elegir entonces el verano para adoptar un estilo de vida saludable? Piensa que en verano contamos con más tiempo libre que podemos dedicar por ejemplo a practicar ese deporte que siempre quisimos aprender, o … ¿porque no? investigar en la cocina nuevas recetas y probar nuevos alimentos. Desde luego es una época estupenda y me gustaría darte una serie de consejos para acompañarte en este nuevo cambio que vas empezar… ¿te animas?

  • Intenta seguir un horario de comidas regular. Sé que puede ser un poco más complicado que durante el resto del año, pero mantener un horario de comidas te va a ayudar a seguir mejor una planificación. Lo que comemos es importante pero también lo es cuando comemos.
  • Recuerda que una parte importante de la alimentación pasa por mantener un buen estado de hidratación. No olvides que durante el verano tendemos más a sufrir una deshidratación por el exceso calor externo. No esperes a sentir la sensación de sed para beber. Recuerda que no solo nos hidratamos con agua, las frutas en verano son un gran aliado para hidratarnos además de aportarnos gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. En este apartado no puedo dejar de recordar que debemos prestar más atención tanto los más pequeños como los mas mayores de la casa que son los que pueden sufrir mayor riesgo de deshidratación. Debemos ofrecerles fruta cortada, zumos, batidos y helados caseros.
  • Intenta reducir los helados cremosos comerciales y procura optar siempre por helados caseros o granizados. Éstos nos van a hidratar y aportar nutrientes, sin embargo los helados cremosos van a aportarnos muchas calorías, azúcares simples y en muchos casos grasas que no son todo lo saludables que quisiéramos. Reduce su consumo y anímate a hacer tus propios helados. Un buen ejemplo lo puedes tener haciendo un helado con una base de yogur y tu fruta favorita ¡Seguro que te encantará!
  • En un aperitivo saludable nunca puede faltar frutos secos, pepinillos o dips de verduras. En verano tenemos más tiempo y nos gusta reunirnos con amigos y familia y como no, tomar un aperitivo antes de comer. No renuncies a él y recuerda que lo puedes hacer más saludable. Los frutos secos pueden ser tu aliado, así como los encurtidos (recuerda que si tienes la tensión alta no debes abusar de ellos) también puedes hacer aperitivos con distintas verduras.
  • El alcohol es otro de los excesos más frecuentes en verano. Recuerda que tienes muchas otras opciones, puedes optar por infusiones frías, cervezas sin alcohol, agua fresquita o refrescos light. Todos ellos son una buena alternativa (aunque yo no soy muy partidaria de estos últimos).
  • Mi ultimo consejo, es … ¡movilízate! el verano es una época estupenda para practicar ejercicio, no solo porque disponemos de más tiempo, sino porque hay divertidísimos deportes acuáticos que podemos probar. Recuerda que debes llevar siempre ropa adecuada y protegerte de los rayos solares.

Practica estos consejos para empezar el verano con las pilar cargadas. Mucho ánimo para todos aquellos que optéis porque este sea el verano para iniciar un estilo de vida saludable.

Elisa Escorihuela Navarro Gerente de Nutt Licenciada. en Farmacia Diplomada. en Nutrición