5 razones por las que dar la bienvenida al otoño

5 razones por las que dar la bienvenida al otoño

Ya ha llegado oficialmente el otoño y vamos dejando un largo verano por detrás. El comienzo de esta estación del año lleva consigo una ola de opiniones enfrentadas, ya que para muchos significa el fin de las vacaciones, decir adiós al calor, la vuelta a la rutina y dejar de ir los fines de semana a la playa, para otros, la bajada de las temperaturas, los planes de montaña y los días de lluvia son recibidos con los brazos abiertos.

Estés en el lado que estés, en este post te damos 7 motivos por los que dar la bienvenida al otoño y acogerlo con muchas ganas:

1. La mejor época para hacer deporte. Se acabó el calor extremo y, por consiguiente, el salir a hacer ejercicio al aire libre a primera hora del día o a última hora de la noche. La temperatura de otoño es perfecta para realizar actividades físicas cuando mejor te venga y, lo más importante, sin la tentación de querer sentarte en cualquier terraza de un bar a tomarte una cerveza.

2. Planes de peli y manta. Aunque seas una persona inquieta que disfruta más fuera de casa que dentro, ¿a quién no le apetece de vez en cuando echarse la manta encima y verse una buena peli? Ahora es tiempo para ello, especialmente en días lluviosos o en tardes de domingo en los que no sabes qué hacer.

3. Reunión de amigos. Por mucho que se piense que en verano se tiene más tiempo para quedar con los amigos, la realidad es que, cuando uno está de vacaciones, el otro sigue trabajando y al final cuesta mucho coincidir. Lo bueno de los meses de otoño es que todos estáis más o menos cerca, con vuestras rutinas y el día a día en orden, ideal para planificar una quedada y que no falte nadie.

4. Vuelta a las comidas de cuchara y a las castañas. Las sopas y purés vuelven a ser unos de los platos principales en las dietas con la bajada de las temperaturas. Además, el olor a castañas asadas empieza a inundar las calles y se vuelven a consumir después de varios meses.

5. Ideal para establecer propósitos positivos. Este cambio de ciclo puede ser clave para renovar o emprender proyectos como realizar nuevas actividades deportivas o apuntarte a algún curso sobre temas que te interesan. Es una estación que proporciona estabilidad y tranquilidad, ya que tanto los niños como la mayoría de adultos han superado la fase de adaptación de la vuelta a la rutina.

Después de leer este post, Vitalista, seguro que te habrás animado a darle la bienvenida que se merece al otoño.