5 deliciosos aperitivos para la playa

5 deliciosos aperitivos para la playa

Aviso a navegantes. Con el post de hoy, lo normal será que se os haga la boca agua. Basta con ver el tablero de Pinterest con los 1.000 aperitivos para la playa que nos han inspirado.

Bien es cierto que algunos no los vemos del todo claros. El principal problema de comer en la playa es sin duda la arena, que se pega por todos lados.

Por eso los aperitivos que hemos recopilado se basan en cuatro premisas:

  • deben ser fáciles de preparar,
  • se deben poder comer fácilmente,
  • deben servirnos para recargar energía
  • y, como no, deben ser saludables.

Ahí los lleváis, listos para guardar en el tupper o en la bolsa refrigerada de la playa.

Hay vida más allá del sándwich de jamón y queso. Este que os proponemos está delicioso y es facilísimo de preparar. Unta ligeramente de salsa mayonesa y mostaza una rebanada de pan. Pon un par de rodajas de mozzarella, tres de aguacate y cuatro de tomate. Añade un par de lonchas de ternera marinada y, por último para evitar que reblandezca, añade unas cuantas hojas de rúcula y culmina la obra de artes con dos o tres orejones. Tapa con la otra rebanada de pan y mételo quince minutos antes de irte a la playa al congelador.

Ensalada de verduras crudas con hummus. Corta un poco de apio, pepino, zanahoria ó brócoli en tiras gruesas longitudinales. Empaquétalas en herméticas individuales. Y prepara un poco de hummus -es realmente fácil con unos garbanzos cocidos, diente de ajo pelado, sal, comino, sésamo y aceite pasado por la batidora- para mojar.

El aperitivo saludable por excelencia en la playa es sin duda la fruta fresca, la combinación perfecta para saciar hambre y sed al mismo tiempo. Pela y trocea en piezas grandes sandía, melón y melocotón. Añade en el bol unas uvas. Y, un consejo, mételo todo en un bol junto a un cubitos de hielo ;-)

Otro clásico imprescindible para la playa son los frutos secos y frutas desecadas. Te recomendamos almendras, pasas y arándanos. Si no quieres correr el riesgo y que ningún niño meta la mano llena de arena y te estropee tu aperitivo, te aconsejamos hacer paquetes individuales. También puedes sorprenderles con unas palomitas de maíz. Si además sustituyes la mantequilla por un poco de queso parmesano no te quedarán pegajosas.

Y por último, nada más saludable, fácil de preparar y cómodo de llevar a la playa que unas barritas de cereales. Recuerda que si son caseras, tanto mejor. Puedes hacerlas mezclando en un bol copos de maíz, coco rallado, almendras y nueces ligeramente trituradas, así como otras semillas a tu gusto; lígalo todo con una mezcla de miel y clara de huevo hasta que quede uniforme. Vuelca la mezcla sobre la placa del horno y mételo treinta minutos al mínimo de temperatura. Después, sólo tendrás que cortarlas.

Ahí queda eso, si encima tenéis la suerte de poder estar en una de las cinco playas a las que deberías ir este verano y practicar en la playa un poco de ejercicio seguro que vuelves de las vacaciones con las pilas recargadas.

, , ,