5 consejos para empezar a hacer ejercicio si te ha pillado el toro

5 consejos para empezar a hacer ejercicio si te ha pillado el toro

Sabemos que hemos entrado ya en modo verano y que a algun@s nos ha pillado el toro. Nos hemos confiado y puede que ahora ya no haya tiempo de moldear nuestra figura y quemar esos kilos de más antes de ir a la playa o la piscina. No te preocupes. Lo importante es coger el hábito y mantenerlo durante todo el año. Además, cuanto antes empieces, mejor.

Nosotros en este post te vamos a proponer que te calces las zapatillas de running y salgas a correr por la mañana o por la tarde/noche, cuando el sol no esté en sus momentos más potentes. Este deporte, así como el ciclo indoor, o spinning, es de los más efectivos y rápidos a la hora de quemar grasas.

¿Que nunca lo has hecho o hace tanto tiempo que no corres que ya ni te acuerdas cómo se hacía? Aquí van unos consejos para ti:

  1. En primer lugar, divide la distancia que hayas decidido recorrer en intervalos y ve alternando trotar y caminar. Empieza alternando 2 minutos de correr y 2 minutos de caminar. Ve aumentando en un minuto la duración de los intervalos de running hasta que puedas correr sin tener que parar a caminar.
  2. Al principio, corre a un ritmo moderado, con el que puedas mantener una conversación aunque te parezca poco mantenlo así en las primeras carreras. Solo así tu cuerpo se acostumbrará y verás resultados a medio/largo plazo. Recuerda además que los pasos cortos y sencillos son más efectivos que los largos.
  3. Al principio no salgas todos los días. Hazlo en días alternos, dejando días de descanso. Este entrenamiento tendrá más efecto y evitará lesiones.
  4.  Evita comer dos horas antes de entrenar y beber sólo cantidades pequeñas. De otra manera puede que te dé flato. Si esto ocurre mientras corres, respira de forma tranquila y con un ritmo relajado. Pon presión con las manos si te duele. Camina y no empieces a correr otra vez hasta el dolor haya desaparecido.
  5. Combina el running con otros ejercicios de tonificación que completen el ejercicio. Recuerda que cuanta más masa muscular tengas, más calorías quemará tu organismo en reposo. No subestimes la gimnasia de tonificación.

Por último, aunque parezca obvio, no olvides acompañar estos ejercicios de unos buenos hábitos alimenticios. Sobre todo nunca tires la toalla, empieza tantas veces como sea. Verás cómo lo consigues vitalista

, , , , , ,