5 beneficios de los frutos secos para tu salud y tu piel

5 beneficios de los frutos secos para tu salud y tu piel

Los frutos secos aportan numerosos beneficios para la salud que también se reflejan en la piel. Las almendras o las nueces, por ejemplo, son estupendas para mantener una piel tersa y reducir las imperfecciones, además de aportar energía, tener un efecto saciante y ser antioxidantes.

Hoy destacamos 5 de los beneficios más importantes que tienen los frutos secos tanto para tu salud como para tu piel:

1. Reducen los problemas cardiovasculares. El consumo moderado de frutos secos (30 gr.) en el contexto de una dieta mediterránea ayuda a reducir los problemas graves cardiovasculares. Su alto contenido en ácidos grasos insaturados, proteínas de alta calidad, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos protege el sistema inmunológico y reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón y cáncer.

2. Proporcionan nutrientes indispensables para la piel. Los frutos secos son ricos en vitaminas A, E y F, cuyo efecto antioxidante y antienvejecimiento ayuda a mantener la piel tersa y a aumentar la capacidad de retención de agua, reduciendo así la degeneración de las fibras elásticas y del colágeno.

3. Alivian el hinchazón de los ojos y reducen las ojeras. La aplicación regular de aceite extraído de las nueces ayuda a reducir las ojeras gracias a su agente calmante. También alivia el hinchazón de los ojos y los relaja.

4. Fortalecen el cabello y lo mantienen sano. Las almendras , las nueces y las avellanas son ricas en zinc, magnesio, cloro y fósforo, sales minerales imprescindibles para mantener el cabello sano y fuerte. Estos frutos secos favorecen el crecimiento del pelo, lo fortalecen y retrasan la aparición de canas. Si, además, te preocupa especialmente el cuidado de tu cabello en verano hay trucos para protegerlo y evitar que tu pelo se estropee con los excesos de sol y piscina.

5. Son imprescindibles para tener una buena salud. Los frutos secos han sido rechazados en numerosas ocasiones por sus elevadas calorías. Sin embargo, comerlos al natural, ni fritos, ni salados, ni con coberturas azucaradas, resultan buenos para la salud, ayudan a controlar el peso y a mantener una dieta equilibrada. Tomar un puñado de nueces, pistachos o piñones te aporta la energía que necesitas de media mañana o media tarde, te da fuerzas si estás haciendo deporte y disminuye el hambre, generando sensación de saciedad.

Después de leer este post y descubrir todo lo que pueden aportarnos los frutos secos, ¡no tendrás más dudas para incluirlos a tu dieta diaria, vitalista!

, , , , , , ,