4 superalimentos que han sido tratados injustamente

4 superalimentos que han sido tratados injustamente

Durante muchos años se ha extendido la creencia de que lo saludable de un alimento se medía por el número reducido de las calorías que aportaba. Nada más lejos de la realidad. Muchos nutricionistas y profesionales de la salud reivindican el valor de algunos alimentos que han sido denostados e injustamente tratados durante mucho tiempo por el hecho de aportar más calorías de las permitidas en las dietas hipocalóricas.

En otros post os hemos hablado de la importancia de las calorías que aportan importantes nutrientes y su diferencia con aquellos que aportan el mismo número de calorías pero ‘vacías’. En este post vamos a nombrarte 4 de los ejemplos más destacados de alimentos saludables que han sido injustamente tratados por la opinión pública:

  1. En primer lugar vamos a hablar de los frutos secos: Que años atrás adquirieron mala fama en algunos sectores por ser de alto valor calórico. Pues bien, los estudios científicos que defienden sus beneficios para la salud de los órganos vitales se cuentan por cientos. Los frutos secos nos aportan ácidos grasos de buena calidadproteínas vegetales y fibra, entre muchas vitaminas y minerales. En este grupo incluiremos con los mismos argumentos las frutas desecadas que aportan una gran concentración de nutrientes y nos dan la oportunidad de tenerlos durante meses en la despensa sin temor a que pierdan propiedades.
  2. El pan es otro alimento maltratado gracias a las dietas de adelgazamiento hipocalóricas. Actualmente son muchos los expertos que afirman que el pan no engorda ni es un alimento que pueda perjudicar nuestra salud, sino que sus nutrientes son muy nobles e incluso, el mercado ofrece grandes variedades para que todos podamos consumirlos: celiacos, diabéticos, personas con estreñimiento, deportistas, entre otros.
  3. Las verduras congeladas al contrario de lo que se oye en muchos foros, no han perdido su propiedades en el proceso de congelación. En la mayoría de los casos se conservan igual o mejor que en su versión fresca después de tenerlos en la nevera durante dos o tres días antes de consumirlos. Además, los vegetales congelados suelen necesitar menos tiempo de cocción, por lo que las pérdidas vitamínicas o de minerales, en algunos casos, son menores. Gracias a este método de conservación, además, podemos comer cualquier tipo de vegetal en cualquier época del año. ¡Más ventajas!
  4. Huevo: el huevo ha sido maltratado durante años por el colesterol, y se llegó a prohibir su consumo en personas con sobrepeso debido a la errónea creencia de que es “elevado en grasas”. Sin embargo, es una excelente fuente de proteínas de origen animal, es decir, completas y de buena calidad. Por otro lado, en su composición encontramos fosfolípidos como la lecitina, ácidos grasos insaturados, vitaminas, hierro y otros minerales esenciales para el organismo. Según los expertos, podemos incluirlo diariamente sin que nuestra salud sea vea perjudicada.

El secreto para no ganar peso pero sí disfrutar y beneficiarse de estos importantes nutrientes radica en consumir cantidades moderadas y también llevar un estilo de vida activo y practicar ejercicio físico adaptado a nuestras posibilidades. Ánimo vitalista!

, , , , , ,