4 ejercicios para fortalecer tus brazos sin moverte de casa

4 ejercicios para fortalecer tus brazos sin moverte de casa

El ejercicio físico es una de las actividades más recomendadas por sus numerosos beneficios. Hacer deporte no sólo te ayuda a mantenerte en forma, fortaleciendo y tonificando tus músculos, sino también a prevenir enfermedades enfermedades cardiovasculares.

Si todavía no te has decidido a apuntarte al gimnasio o a retomar la costumbre de ir, la rutina que te proponemos hoy para darle forma a tus brazos la puedes hacer desde casa, así que, ¡no hay excusas que valgan, Vitalista!

1. Curl de bíceps. Este ejercicio te permite progresar fácilmente. Toma en cada mano una mancuerna o, en su defecto, utiliza paquetes de legumbres o botellas rellenas de arena. Colócate de pie con las rodillas ligeramente flexionadas, dobla tus codos mientras acercas tus muñecas a los hombros y baja despacio. Repite la secuencia entre 8 y 15 veces.

2. Fondos de tríceps. Este ejercicio sencillo es uno de los más efectivos para los tríceps. Para realizarlo necesitarás una silla o una mesa baja que aguanten y no se tambaleen con el peso parcial de tu cuerpo. Colócate de espaldas a la silla y apoya las manos en el asiento, de tal modo que los dedos de tus manos miren hacia ti. Desde ahí, flexiona los codos para bajar, manteniendo la espalda erguida, y empuja la silla hacia abajo para volver a subir. Repite la secuencia entre 8 y 15 veces.

3. Elevaciones laterales. Con este ejercicio trabajarás los hombros. Colócate de pie con las rodillas ligeramente flexionadas y una mancuerna (o lo que hayas utilizado en el primer ejercicio) en cada mano. Eleva los brazos lateralmente hasta alinear tu hombro, codo y muñeca y queden paralelos al suelo. Repite la secuencia entre 8 y 15 veces.

4. Flexiones de pecho. Éste es uno de los ejercicios básicos de entrenamiento. Las flexiones te ayudan a trabajar el pectoral y los tríceps de forma activa. Túmbate boca abajo, coloca tus manos a la anchura de tus hombros y, desde ahí, empuja contra el suelo para elevar tu cuerpo y vuelve a bajar despacio. Si te cuesta realizar el ejercicio sobre las puntas de los pies, apóyate sobre las rodillas. En cuanto al número de repeticiones, no te preocupes, debes hacer las que tu cuerpo aguante manteniendo correctamente la postura.

Ponerte en forma nunca fue tan fácil, Vitalista. Descubre la actividad que más se adapte a ti, ya sea salir a correr o practicar ejercicio desde la oficina si no tienes mucho tiempo, y presta atención a aquellos alimentos que puedan ayudarte a conseguir los resultados que deseas. ¡Siéntete vital!

, , , , ,