10 alimentos de la dieta anti-edad del Dr. Perricone

10 alimentos de la dieta anti-edad del Dr. Perricone

El doctor Nicholas Perricone es, desde hace unos años, uno de los dermatólogos más conocidos tanto en Estados Unidos como a nivel mundial por predicar una dieta a base de alimentos antiinflamatorios que no solo te hará parecer más joven, según dice, sino que también te ayudará a perder peso y estar llen@ de energía. Asegura que seguir sus pautas requiere un cambio de mentalidad en lo que a nuestra nutrición se refiere.

Y eso es lo que han hecho varias actrices de Hollywood y hasta miembros de la realeza de nuestro país. Muchas celebrities han sido desde 2014 su mejor garantía.  ¿Quieres saber de qué alimentos se compone la dieta?

Hay 10 alimentos que pueden faltar:

1.Salmón salvaje. El salmón tiene un alto contenido en DMAE, astaxantina y ácidos grasos esenciales (más del 5% de su contenido son grasas ‘buenas’). Su alta proporción de Omega-3 aumenta en los no criados en piscifactorías.

2. Aceite de oliva virgen extra. Compuesto casi en un 75% por ácido oleico (una grasa monoinsaturada encargada de hacer que disminuya la oxidación del LDL, o ‘colesterol malo’, que puede provocar un deterioro de las células), contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol (un protector antioxidante que solo se encuentra en altas concentraciones en esta clase de aceite de oliva). Perricone recomienda aceites de oliva virgen extra de primer prensado.

3. Verduras verdes. Con una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes se obtienen nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que frenan el envejecimiento. Además, contienen una alta proporción de agua, aportando hidratación a la piel desde dentro. Se optará por alimentos frescos o congelados al natural, evitando los envasados procesados.

4. Fresas y frutos rojos o del bosque. Potentes antioxidantes con bajo contenido glicémico son claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, que normalmente se ‘fija’ a través de alimentos con un índice glicémico superior a 50.

5. Lácteos naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal. Se aconseja consumir productos ecológicos, y en el caso de los lácteos es básico que estén exentos de BGH (hormona del crecimiento bovino). Entre los dos más recomendados se encuentran el yogur natural orgánico (sin azúcar ni edulcorantes) y el kéfir. Ambos contienen bacterias para la salud intestinal y mejoran la digestión. En cuanto al queso, se aconseja el feta, evitando los triple grasos y los muy salados.

6. Semillas y frutos secos: Semillas de linaza, semillas de girasol, semillas de calabaza y frutos secos como nueces, almendras o avellanas. También avena en copos. Rica en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a controlar el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo contra el cáncer.

7. Plantas aromáticas y especias. La cúrcuma es antiinflamatoria y neuroprotectora. La salsa de tabasco es otra de las opciones admitidas, ya que su proceso de preparación conserva las propiedades de la capsaicina, un poderoso antioxidante contenido en gran proporción en los chiles.

8. Té verde. Es una de las bebidas clave por sus propiedades antienvejecimiento. No solo contiene polifenoles de catechin, (antioxidantes que estimulan el metabolismo y frenan el envejecimiento), sino que también contribuye a impedir la absorción de las grasas perjudiciales, reduciéndola en un 30%, mientras que el aminoácido theonina mejora el estado de ánimo.

9. Agua mineral. La deshidratación dificulta la metabolización de las grasas y, por lo tanto, impedirá que el organismo elimine los residuos, además de fomentar el desarrollo de los compuestos inflamatorios. Incluso una deshidratación ligera provoca un descenso del 3% en el metabolismo básico, cuyos resultados se traducen en un aumento de medio kilo de grasas cada seis meses.

10. Cacao puro en pequeñas dosis. Es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a su alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a ‘fijar’ el calcio, controla la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular.

Por otro lado, se desaconseja consumir azúcar, tabaco, café, refrescos light y zumos de frutas envasados y alcohol.

En Soy Vital somos partidarios de seguir la tradicional dieta Mediterránea con alimentación variada reduciendo o eliminando las grasas no saludables, azúcares y alcohol y por supuesto, practicar ejercicio físico que nos llenará de bienestar físico y emocional.

Ánimo Vitalista!

 

 

, , , , ,